martes, 22 de septiembre de 2015

¿RECHAZA LA BIBLIA LA PRÁCTICA HOMOSEXUAL?

¿Rechaza la Biblia la práctica homosexual?
La biblia es muy clara en este tema y un poquito de sentido común y conocimiento de las Sagradas Escrituras nos lo confirmarán


Por: Martín Zavala | Fuente: defiendetufe.com 



Pregunta:

Soy líder en mi parroquia y quería saber si la biblia habla algo directamente sobre que sea malo practicar la homosexualidad. Disculpe la pregunta, pero un día mi párroco me preguntó eso y me quede sorprendido. No supe que responderle.

Respuesta:

Ay hermanita, discúlpame, pero tengo que decirte la verdad con amor y caridad. Como dice el dicho: “Por eso estamos... como estamos”.
Si tú, que eres líder o servidora en tu parroquia y tu párroco preguntan eso, quiere decir que las cosas están bastante graves en esa comunidad pues no hay un conocimiento ni básico de la biblia. Y si no hay un conocimiento sólido de la palabra de Dios entonces cuantas cosas no muy buenas se estarán enseñando en algunos lugares.
Sin embargo algo muy bueno has hecho y te felicito bastante por ello. Haz investigado y estás buscando respuestas claras y directas lo cual quiere decir que estas buscando conocer la voluntad de Dios sobre este y otros temas.
Asi que respondo a tu inquietud y te recomiendo fomentar y promover en tu parroquia algunos cursos y estudios sobre la biblia. Ah… y urge que leas el libro LGBT Preguntas y respuestas donde amplamente explico y doy respuestas acerca del tema de la homosexualidad. Pidelo en www.defiendetufe.com
Pasando a tu pregunta sobre si la biblia condena o rechaza la práctica de la homosexualidad la respuesta es ¡SI! De hecho es 100% ¡SI!
Tristemente hay algunos autores o teólogos católicos que callan este aspecto o incluso tratan de tergiversar o manipular los textos de la biblia para pretender afirmar que no dice nada de eso. Sin embargo, la verdad es que la biblia es muy clara en este tema y un poquito de sentido común y conocimiento de las Sagradas Escrituras nos lo confirmarán en unos minutos.
Te comparto con mucho gusto los principales pasajes bíblicos donde se expresa con claridad que la homosexualidad practicada es algo contrario a la voluntad de Dios y por eso nadie que diga ser cristiano católico puede decir que no sea malo o pecado el llevarla a la práctica como si fuera algo normal o natural.
Hace tiempo estaba en Nebraska dando un curso y una joven me afirmaba delante de todos que la biblia no decía nada acerca de la homosexualidad por lo que no era mala practicarla. Por eso es urgente aclarar esto.
Lee atentamente en tu biblia estos textos de la palabra de Dios, que incluso sin mucha explicación, son directos en este tema:
En el Antiguo testamento
No te juntarás con hombre como con mujer, eso es una abominación (Lev 18, 22).
Si uno se acuesta con otro como se hace con mujer, ambos hacen una cosa abominable y serán castigados con la muerte; caiga sobre ellos su sangre (Lev 20, 13).
En el Génesis, Capítulo 19, se nos habla de la maldad de la ciudad de Sodoma. Los sodomitas (habitantes de Sodoma y de ahí viene el nombre de los que practican la sodomía o hacen prácticas homosexuales) rodearon la casa de Lot, mozos y viejos, todos sin excepción. Llamaron a Lot y le dijeron: ¿Dónde están esos hombres que han venido a tu casa esta noche? Sácanoslos para que los conozcamos (abusemos de ellos). Salió Lot y les dijo: Por favor, no hagáis semejante maldad. Mirad, dos hijas tengo que no han conocido varón; os las sacaré para que hagáis con ellas como bien os parezca, pero a esos hombres no les hagáis nada, pues para eso se han acogido a la sombra de mi techo. Ellos le respondieron: Quítate allá, ¿vas a querer gobernarnos ahora? Te trataremos peor todavía que a ellos (Gén 19, 4-9). Pero los dos ángeles los hirieron de ceguera y no pudieron realizar su propósito. Sin embargo, Dios destruyó a Sodoma y Gomorra con azufre y fuego desde el cielo por su maldad y corrupción, especialmente por ese pecado de la sodomía del cual se habla en todo el capítulo 19.”
Deuteronomio Capítulo 23, 17 es otro pasaje donde se rechaza la práctica de la homosexualidad”:
“Sea cual fuere el voto que hayas hecho, no llevarás a la casa de Yavé, tu Dios, regalo de prostitutas, ni salario de perro, o sea, prostituto, porque ambas cosas son abominables a los ojos de Yavé.
En el Nuevo Testamento, Dios nos dice claramente por medio de san Pablo:
“¿No saben acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No se engañen: ni los que tienen relaciones sexuales prohibidas, ni los que adoran a los ídolos, ni los adúlteros, ni los homosexuales y los que sólo buscan el placer, ni los ladrones, ni los que no tienen nunca bastante, ni los borrachos, ni los chismosos, ni los que se aprovechan de los demás heredarán el Reino de Dios.” (1 Cor 6, 9-10).
“La Ley no es para los justos, sino para los rebeldes, para los impíos y pecadores…, para los homicidas, para los fornicarios y sodomitas(homosexuales)” (1 Tim 1, 10).
Y, sobre todo, donde se habla con mayor claridad es en el capítulo primero de la carta de san Pablo a los Romanos:
“Dios los entregó a los deseos de su corazón, a la impureza con que deshonran sus propios cuerpos, pues trocaron la verdad de Dios por la mentira y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador. Por lo cual, los entregó Dios a las pasiones vergonzosas, pues las mujeres mudaron el uso natural en uso contra naturaleza; e, igualmente, los varones se abrasaron en la concupiscencia de unos por otros, los varones de los varones, cometiendo torpezas y recibiendo en sí mismos el pago debido a su extravío” (Rom 1, 24-27).
Así que mi estimada hermana en Cristo, la respuesta es clara y directa: ¡Si! La palabra de Dios, por medio de la biblia, sí rechaza con mucha claridad y firmeza la práctica de la homosexualidad y la condena como un pecado muy grave.
Aclaramos lo obvio, por si acaso... que si un hombre o mujer sienten una inclinación marcada hacia personas del mismo sexo no es un pecado el sentirlo, pero sigue siendo un desorden tal como el catecismo lo dice.  Pero pasar del sentimiento al llevarlo a la práctica y peor, el sentirse orgulloso de practicarla, es un pecado grave y mortal de frente contra el plan de Dios.
Tal vez te encuentres uno que otro líder “católico” o escritos de algunos supuestos teólogos católicos diciendo que no, que esos pasajes de la biblia han sido mal interpretados. Que la biblia no dice nada etc.
Luego empiezan a explicar según ellos cual es la forma correcta de entender los pasajes bíblicos que hemos mencionado.
No te preocupes. Siempre ha habido, y últimamente más, personas que dicen ser ‘católicas’ pero que enseñan lo contrario a lo que dice el catecismo de la iglesia; el Papa y los obispos unidos a él y la tradición apostólica. Este tema no es algo nuevo y tenemos cientos de años diciendo cual es el correcto sentido de los pasajes bíblicos y no podemos reinventarnos nuevas interpretaciones para adaptarnos a la moda. Lee por favor el libro que te recomendé LGBT Preguntas y Respuestasen especial el capítulo llamado “Biblia y Teología Gay”.
Aquí en la iglesia católica no es como con los protestantes donde cada quien interpreta a su propio modo o manera la biblia y por eso están divididos en miles de sectas.
Ya san Pedro lo había dicho desde el principio:
“Sépanlo bien: ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia.” 2 Pe 1,20
“Hay en ellas (cartas de Pablo) algunos puntos difíciles de entender, que los ignorantes y poco firmes en la fe interpretan torcidamente para su propia perdición.” 2 Pe 3,16
Aquí existe un magisterio establecido que en muchos casos ya ha establecido cual es la doctrina que viene desde Jesucristo. Los que enseñen algo contrario son un magisterio paralelo que no tiene ninguna autoridad y simplemente son sus opiniones.
La biblia es clara en este tema y es cuestión de simplemente conocerla y obedecerla.
Te recomiendo mucho que a tus amigos les recomiendes este nuevo libro: LGBT Preguntas y Respuestas. La verdad acerca de la homosexualidad, que todo católico debe conocer.Conocerás respuestas bíblicas, históricas y científicas sobre este tema.
Ordénalo, impreso o en ebook en este momento en www.defiendetufe.com
Cuídate y sigue adelante, firme en tu fe.

DESDE UN SUSURRO DIVINO


Desde un susurro divino
Reflexiones para el cristiano de hoy


Dios habla de muchas maneras y a veces puede pasar inadvertida, como si fuese un susurro que no interrumpe, no se impone.


Por: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net 



Dios habla de muchas maneras. Una puede pasar casi inadvertida, como si fuese un susurro suave y discreto.
¿Cuándo ocurre eso? Cuando en lo íntimo de la conciencia escucho una voz tranquila y constante que me invita a dejar comportamientos dañinos para escoger el camino del Evangelio.
Esa voz no amenaza, no interrumpe, no se impone. Aparece y desaparece como una señal amable, como una invitación respetuosa.
De esta manera, Dios pone ante los ojos de mi alma un camino nuevo. Camino de esperanza, de fe, de amor, de alegría. Camino de renuncia: Cristo lo pide todo, porque antes lo ha dado todo.
Un susurro divino ha llegado a mi existencia. Puedo seguir como si nada hubiera ocurrido, pero también reconozco que Dios lo merece todo.
La invitación ha quedado sobre la mesa de mi corazón. Dios espera, sin prisas, con el anhelo de un Padre que suplica la respuesta de uno de sus hijos.
Si me atrinchero en mis problemas, si me sumerjo en mis planes personales, si me excuso bajo el escudo de mi personalidad, no se producirá el milagro. Dios llorará, en silencio, ante mi dureza y mi apatía.
En cambio, si acojo ese susurro, hoy será el día del gran cambio. Acoger la invitación de Dios me lanzará a un horizonte nuevo, me hará saltar hacia el misterio de la fe, me ayudará a romper con el egoísmo, empezaré la aventura del amor.

Comentarios al autor  P Fernando Pascual LC

¿QUIÉNES SON MI MADRE Y MIS HERMANOS?

¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?
Tiempo Ordinario


Lucas 8, 19-21. Tiempo Ordinario. Todos los actos en favor de los demás, son la respuesta de alguien que es como yo, hijo de Dios. 


Por: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net 



Te adelantamos las Reflexiones del Evangelio de la 25a. Semana del Tiempo Ordinario,  del domingo 20 al sábado 26 de septiembre 2015.
---------------
Del santo Evangelio según san Lucas 8, 19-21
En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero no podían llegar hasta él a causa de la gente. Le anunciaron: Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte. Pero él les respondió: Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen.

Oración introductoria 
Señor, yo escucho tu palabra y confío que, con tu gracia, la puedo poner en práctica. En esta oración quiero dejar a un lado mis pequeñas preocupaciones porque quiero estar todo para Ti.

Petición
Padre Santo, señálame el camino que debo seguir en este día para hacerte presente en el mundo.

Meditación del Papa Francisco
Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica». Por eso, para escuchar la Palabra de Dios, la Palabra de Jesús, basta abrir la Biblia, el Evangelio. Pero estas páginas no son leídas, son escuchadas. Escuchar la Palabra de Dios es leer y decir: '¿pero a mí esto qué me dice, a mi corazón? ¿Qué me está diciendo a mí, con esta palabra? Y así nuestra vida cambia. Cada vez que hacemos esto es escuchar la Palabra de Dios, escucharla con los oídos y escucharla con el corazón.
Los enemigos de Jesús escuchaban la Palabra de Jesús, pero estaban cerca de él para encontrar un error, para hacerle resbalar, y que perdiera autoridad. Pero nunca se preguntaban: '¿qué me dice Dios en esta Palabra?' Y Dios no habla solo a todos: sí, habla para todos, pero habla a cada uno de nosotros. El Evangelio se ha escrito para cada uno de nosotros.
Por otro lado, poner en práctica lo que se escucha no es fácil, porque es más fácil vivir tranquilamente sin preocuparse de las exigencias de la Palabra de Dios. Algunas pistas concretas para hacerlo son los mandamientos y las bienaventuranzas. Contando siempre con la ayuda de Jesús, también cuando nuestro corazón escucha pero finge no entender. Asimismo, Cristo es misericordioso y perdona a todos, espera a todos, porque es paciente. Jesús recibe a todos, también a aquellos que van a escuchar la palabra de Dios y después lo traicionan. Pensemos en Judas. (Cf Homilía de S.S. Francisco, 23 de septiembre de 2014, en Santa Marta).
Reflexión
El bautismo nos introduce en una nueva realidad: la de ser hijos de un mismo Padre y hermanos de todos los miembros de la Iglesia, porque así lo dijo Jesús.

La paternidad o maternidad física, siendo muy importantes, no lo constituyen todo para la persona. Porque cada hombre o mujer no depende únicamente de sus progenitores, sino sobre todo de Dios, que da el ser a todo cuanto existe.

Jesucristo insistió a sus discípulos en el tema de la fraternidad universal. Por este motivo, cualquier persona que sufre debe constituir un reclamo para mí. No puedo quedar indiferente, porque ¡se trata de mi hermano! ¿Cómo puedo abandonarle?

Este es el fundamento de la caridad cristiana. Todos los actos en favor de los demás, por ejemplo dar limosna a los pobres, no son un gesto filantrópico, sino que deben ser la respuesta a la necesidad de alguien que es como yo, hijo de Dios.

Quizás si profundizásemos un poco en esta verdad, cambiaría completamente nuestro trato con los desconocidos. Seguramente se nos ensancharía el corazón al pensar que el alumno que tengo en clase, la señora que atiendo en la oficina, el trabajador que está en la calle, es hijo de Dios y hermano mío. Ya no serían extraños para nosotros, sino que podrían decir de ellos: "Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte".

Propósito
Revisar qué estoy haciendo para dar a conocer a Cristo en mi propia familia.

Diálogo con Cristo
Jesucristo, hazme un apóstol que logre encender en muchos corazones el fuego de tu amor. Dedicar mi tiempo a Ti, Señor, es la forma en que puedo dar un sentido real y trascendente a mi vida. ¡Cuántas personas cercanas aún no han descubierto cuál es la forma en que pueden tener un encuentro contigo! Por eso te pido que me ayudes a vivir de tal manera, que mi testimonio pueda llevar tu mensaje de amor a todos los que me rodean.

¿DÓNDE VAN LOS NIÑOS QUE MUEREN SIN SER BAUTIZADOS?

¿Dónde van los niños que mueren sin ser bautizados?
La esperanza de salvación para los niños que mueren sin Bautismo 


Por: P. Eduardo María Volpacchio | Fuente: Algunasrespuestas.com 



Nosotros perdimos cinco bebes de semanas pues se morían en mi vientre, fue algo muy doloroso y conflictivo interiormente, porque yo anhelaba tenerlos, sin embargo los perdía, y cuando me volvía a quedar embarazada sentía un conflicto por que no quería volver a perderlos. Ahora yo me pregunto donde están pues solo pude bautizar al último, pues antes no sabía que cualquiera puede hacerlo en caso de urgencia en ausencia de un sacerdote.

La doctrina católica enseña dos cosas al respecto:

1) que los niños que mueren sin el bautismo no pueden ir al infierno porque no tienen pecados personales.

2) Que el único medio que la Iglesia tiene para perdonar el pecado original, es el bautismo.
Armonizando estas dos verdades, tradicionalmente muchos teólogos solían resolver la cuestión diciendo que los niños que morían si el bautismo no iban ni al cielo ni al infierno, sino a un lugar de felicidad natural, pero sin visión de Dios, llamado limbo. En la revelación no había nada que sustentara esta opinión; y nunca fue un dogma de fe, sino un explicación común en muchos teólogos.

El Papa Benedicto XVI encargó a la Comisión Teológica Internacional que estudiara el tema. Las conclusiones de la Comisión son que no hay nada en la revelación que permita sostener la existencia del limbo. Y que, si bien el único medio que la Iglesia conoce para el perdón del pecado original es el bautismo, eso no significa que Dios no pueda perdonarlo.

De manera que confiando en la misericordia de Dios, la Iglesia puede esperar que los niños que mueren sin bautismo vayan a cielo.
Si bien no tenemos datos revelados para confirmar esta enseñanza, tampoco hay datos revelados para rechazarla. Y es la que parece más coherente con la misericordia de Dios.

De manera, que puede consolarse sabiendo que sus hijos están en el cielo. Es más, teniendo en cuenta que los padres tienen hijos cara a la vida eterna (no sólo para esta vida que pasa, sino sobretodo para la definitiva), con esos hijos están seguros de que han alcanzado la gloria para los que los tuvieron: los otros dos tendrán que “remar” para alcanzarla (como todos nosotros).

Incluso pueden pedirles cosas a sus hijos, sabiendo que pueden interceder por Uds. delante de Dios. Una persona en el cielo, tiene mucha más madurez de la que podamos tener en la tierra, independientemente de la edad en que haya muerto.
Puede encontrar el documento en la página de la Santa Sede:

La esperanza de salvación para los niños que mueren sin Bautismo


www.algunasrespuestas.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...