lunes, 4 de enero de 2016

ESTRELLA DE LA NBA SALIÓ ADELANTE DE SU HORA MÁS DIFÍCIL GRACIAS A LA FE CATÓLICA


Estrella de la NBA salió adelante de su hora más difícil gracias a la fe católica




(ACI).- Si por alguna razón no sabes quién es Kobe Bryant, este estadounidense es uno de los mejores jugadores de básquetbol de la historia. Y recientemente anunció que planea retirarse al final de esta temporada.

Sin embargo, lo que la mayoría de gente no sabe es que Kobe es católico. Y eso, de acuerdo a una entrevista reciente, su fe católica lo ayudó a través de uno de los momentos más difíciles de su vida.

Nacido en 1978 en Filadelfia (Estados Unidos), Kobe fue criado en una familia católica. Cuando cumplió seis años, su familia se mudó a Italia, a un pequeño pueblo a una hora de Roma. Debido a esto, Kobe habla italiano fluido.

Entró a la NBA (Asociación Nacional de Básquetbol de Estados Unidos) apenas salió de la secundaria y rápidamente se convirtió en una estrella. Pronto la gente comenzó a especular sobre si se convertiría en “el próximo Michael Jordan”.

En 2001, cuando tenía 23 años, se casó con Vanessa Laine, de 19 años, quien es también católica. La boda se celebró en la iglesia de Saint Edward en Dana Point, estado de California (Estados Unidos). Dos años después tuvieron a su primer hijo.

Ese año fue también ocurrió algo que cambió su vida para siempre, y por lo que necesitaría sostenerse en su fe: fue acusado de violar a una joven en una habitación de hotel en Colorado.

Avergonzado, Kobe admitió de inmediato que había tenido relaciones sexuales con la mujer, lo que era adulterio contra su esposa. Pero fue firme en que no la violó.

Adicionalmente al gran daño que hizo a su familia, esto tuvo fuertes consecuencias para su carrera: importantes auspiciadores lo abandonaron, las ventas de sus camisetas fueron a pique y su reputación fue obviamente muy afectada.

Un año después, un juez desestimó las acusaciones de violación. La mujer también presentó una demanda civil contra Kobe, que se resolvió en un acuerdo fuera de la corte. En medio de esto, el deportista emitió un comunicado público que incluyó disculpas a la mujer y la familia de esta, así como su propia familia.

En una entrevista con la revista GQ a inicios de 2015, Kobe explicó cómo se sostuvo en su fe católica para ayudarlo a atravesar la dura prueba.

La pérdida de patrocinadores “era en verdad la última de mis preocupaciones. ¿Tenía miedo de ir a la cárcel? Sí. Tenía 25 años, hombre. Estaba aterrorizado. Lo único que realmente me ayudó durante ese proceso –soy católico, crecí como católico, mis hijos son católicos– fue hablar con un sacerdote”.

“Fue realmente un poco gracioso”, recordó, pues “él me mira y dice ‘¿Lo hiciste?’ y yo le dijo ‘por supuesto que no’. Luego él pregunta ‘¿Tienes un buen abogado?’ y yo le dijo ‘oh, sí, es fenomenal’. Así que él simplemente dijo ‘Déjalo ir. Sigue adelante. Dios no te da nada que no puedas manejar, y está en sus manos ahora. Esto es algo que no puedes controlar. Así que déjalo ir’. Y ese fue el momento decisivo".

Kobe y su esposa permanecieron juntos por algunos años después de las acusaciones, e incluso tuvieron un segundo hijo. Pero en 2011, su esposa solicitó el divorcio.

Afortunadamente, en 2013 anunciaron que se habían reconciliado y suspendieron el trámite de divorcio.

Es difícil conocer cuán importante es la Iglesia en su vida diaria. Pero sabemos que fue criado católico, se casó con una católica en un templo católico y dice que está criando a sus hijos católicos. Y cuando estuvo en su punto más bajo, fue un sacerdote católico a quien recurrió por ayuda y guía.

Que todos recordemos que Cristo y Su Iglesia está siempre ahí para nosotros, especialmente en nuestros momentos más oscuros.

ROMA SE PREPARA PARA RECIBIR EL CUERPO INCORRUPTO DEL PADRE PÍO EN OCASIÓN DEL JUBILEO


Roma se prepara para recibir el cuerpo incorrupto del Padre Pío en ocasión del Jubileo




(ACI).- Acaba de ser confirmado por los Hermanos Menores Capuchinos: el cuerpo incorrupto de San Pío de Pietrelcina, el santo de los estigmas, finalmente será expuesto en Roma para que los fieles lo veneren del 3 al 11 de febrero con motivo del Jubileo de la Misericordia y por deseo del Papa Francisco.

La urna que contiene los restos del santo permanecerá primero en la Basílica de San Lorenzo al Verano los días 3 y 4 de febrero, junto a las reliquias del cuerpo de San Leopoldo Mandic, otro santo capuchino.

Después, los dos santos serán trasladados el día 5 a la Basílica de San Pedro del Vaticano, donde el 6 de febrero el Papa concederá una audiencia especial a los miembros del grupo de oración “Padre Pío” y a los fieles de la diócesis italiana de Manfredonia, donde se encuentra San Giovanni Rotondo, la localidad en la que se está el santuario del santo y donde él mismo vivió.

Por otro lado, el 9 de febrero, el Pontífice presidirá la Santa Misa con los Hermanos Menores Capuchinos de todo el mundo en San Pedro y al día siguiente, Miércoles de Ceniza, el Papa enviará a los sacerdotes como Misioneros de la Misericordia, una de las iniciativas de Francisco para el Año Santo.



El día 11 las reliquias del cuerpo del santo de los estigmas dejarán Roma para ir a Pieltrecina, su ciudad natal. Allí permanecerán hasta el 14 de febrero.

Justo en esos días se cumplirán 100 años desde que el santo dejó Pieltrecina (el 17 de febrero de 1916), donde vivió durante 29 años, para trasladarse primero a Foggia y después a San Giovanni Rotondo.

En un artículo publicado por  Raffaele Iaria en el diario oficial de la Conferencia Episcopal Italiana, Avvenire, se explica cómo pocos meses antes de su muerte, el primer domingo de agosto de 1968, dijo a uno de sus hermanos frailes que visitaría su ciudad natal “varios años después de la muerte”. “Padre, todavía le quedan cien años”, le dijo el P. Mariano. “El Señor sabe…”. “Después de que muera habrá señales, prodigios, milagros, la Iglesia le pondrá en los altares. Entonces se tomará su cuerpo de aquí y se hará un precioso viaje a Pieltrecina. ¿He dicho bien?”. El P. Pío entonces juntó las manos y bajó dos veces la cabeza y dijo: “Así será”, contó el P. Mariano.

Iaria, en un nuevo libro sobre el P. Pío titulado “Aquellos tres días del Padre Pío” cuenta la importancia de Pieltrecina en la vida del santo: “No se puede entender la vida de este hermano, venerado en todo el mundo, si no se visita Pieltrecina”, dice. Es una ciudad que “no sólo le ha visto nacer”, sino que es donde “recibió los primero estigmas cerca de un mes después de su ordenación”.  

La noticia de la llegada del cuerpo del P. Pío a Roma fue difundida el mes de julio pasado por su propia Congregación. En una nota difundida en su sitio web, el Convento informó que el Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella, envió una carta al Arzobispo de Manfredonia-Vieste-San Giovanni Rotondo (Italia), Mons. Michele Castoro, para transmitir el deseo del Pontífice.

“El Santo Padre expresó el vivo deseo de que los restos de San Pío de Pietrelcina sean expuestos en la Basílica de San Pedro el Miércoles de Ceniza del próximo Año Santo Extraordinario, día en el cual serán enviados en todo el mundo los misioneros de la misericordia, a quienes se les confiere el mandato especial de predicar y confesar para que sean signo vivo de cómo el Padre acoge a cuantos están en busca de su perdón”.

En ese sentido, la carta señalaba que “la presencia de los restos de San Pío será un signo precioso para todos los misioneros y los sacerdotes, los cuales encontrarán fuerza y sostén para la propia misión en su ejemplo admirable de confesor incansable, acogedor y paciente, auténtico testimonio de la Misericordia del Padre”.

El P. Pío fue canonizado por San Juan Pablo II en la Plaza San Pedro el 16 de junio de 2002.

CUANDO TE CREES ESTRELLA Y ERES COMETA


Cuando te crees estrella y eres cometa
Cristiano de hoy


Es bueno sentir que hemos sido luz para muchos amigos, y que ellos nos han iluminado a su vez. 


Por: P. Dennis Doren L.C. | Fuente: Catholic.net 




Nuestra vida hay que cimentarla sobre roca, como nos enseña Jesús en el Evangelio, de forma que cuando pasen tormentas y lluvias, no se derrumbe.

Para tener una vida cimentada sobre roca, se necesitan sólidas bases, esas bases se construyen paso a paso y con mucho esfuerzo. Construir la vida con valores, principios, convicciones, buenas decisiones, es construir en roca y eso traerá como resultado una vida estable y duradera, así como las estrellas. Ese es mi deseo para ti con esta reflexión.

Hay personas estrellas.

Hay personas cometas.

Los cometas pasan, apenas son recordados por las fechas que pasan y vuelven. Las estrellas permanecen.

Hay mucha gente cometa, pasan por nuestra vida apenas por instantes; no cautivan a nadie, y nadie los cautiva. Gente sin amigos, pasan por la vida sin iluminar, sin calentar, sin marcar presencia. Así son muchos artistas, brillan apenas por instantes en los escenarios de la vida, y con la misma rapidez que aparecen, desaparecen. Así son muchos reyes y reinas: de naciones, de clubes deportivos o concursos de belleza. Así mismo son hombres y mujeres que se enamoran y se dejan enamorar con la mayor facilidad.

Así son personas que viven en una misma familia y pasan por el otro sin ser presencia, sin existir.

Lo importante es ser estrella. Hacer sentir nuestra presencia. Ser "luz", "calor", "vida".

Los Amigos son estrellas. Los años pueden pasar, surgir distancias; pero en nuestros corazones quedan sus marcas.

Ser cometa no es ser amigo, es ser compañero por instantes, explotar sentimientos, aprovecharse de las personas y de las situaciones, es hacer creer y hacer dudar al mismo tiempo. La soledad es el resultado de una vida cometa. Nadie permanece, todos pasan y nosotros también pasamos para ellos.

Es necesario crear un mundo de "estrellas", verlas y sentirlas todos los días, poder contar con ellas todos los días, todos los días ver su luz y sentir su calor. Así son los amigos, "estrellas en nuestras
vidas", se puede contar con ellos, ellos son refugio en los momentos de tensión, luz en los momentos obscuros, pan en los momentos de debilidad, seguridad en los momentos de desánimo.

Al mirar los cometas, es bueno no sentirnos como ellos, ni desear el amarrarnos de su cola; al mirar los cometas, es bueno sentirse "estrella"; dejar por sentada nuestra existencia, nuestra constante presencia. Haber vivido y construido una historia personal.

Es bueno sentir que hemos sido luz para muchos amigos, y que ellos nos han iluminado a su vez. Es bueno sentir que hemos sido calor para muchos corazones, y que esos corazones nos arroparon cuando el frío nos castigó. Ser "estrella" en este mundo pasajero, en este mundo lleno de personas cometas es un desafío, pero por encima de todo, una recompensa. Es nacer y haber vivido, y no haber existido apenas.

Para ustedes: "estrellas de verdad".

JESÚS PROCLAMA LA BUENA NUEVA DEL REINO


Jesús proclama la Buena Nueva del Reino 
Navidad



Mateo 4, 12-17. 23-25. Navidad. Jesús nos invita a convertirnos porque... ¡El Reino de los cielos ya ha llegado! 


Por: P Juan Pablo Menéndez | Fuente: Catholic.net 



Del santo Evangelio según san Mateo 4, 12-17. 23-25
Al enterarse Jesus de que Juan había sido entregado, se retiró a Galilea. Y dejando Nazaret, se fue a vivir a Cafarnaúm junto al mar, en el término de Zabulón y Neftalí; para que se cumpliera el oráculo del profeta Isaías:¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, allende el Jordán, Galilea de los gentiles!. El pueblo que habitaba en tinieblas ha visto una gran luz; a los que habitaban en paraje de sombras de muerte una luz les ha amanecido. Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: «Convertíos, porque el Reino de los Cielos ha llegado.» Recorría Jesús toda Galilea, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y curando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Su fama llegó a toda Siria; y le trajeron todos los que se encontraban mal con enfermedades y sufrimientos diversos, endemoniados, lunáticos y paralíticos, y los curó. Y le siguió una gran muchedumbre de Galilea, Decápolis, Jerusalén y Judea, y del otro lado del Jordán.

Oración introductoria
Creo en Ti Señor porque eres la Verdad misma. Espero en Ti porque eres la Misericordia infinita. Te amo, pero ayúdame a amarte más porque Tú eres el único digno de ser amado sobre todas las cosas.

Petición
Señor, cúrame, hazme ser fiel a tu amor. Concédeme ser un apóstol esforzado y fiel de tu Reino.

Meditación del Papa Francisco
Con sus invitaciones a la conversión, este tiempo viene providencialmente a despertarnos, a sacudirnos de la apatía, del riesgo de seguir adelante por inercia. La exhortación que el Señor nos dirige por medio del profeta Joel es fuerte y clara: “Convertíos a mí de todo corazón”. ¿Por qué debemos volver a Dios? Porque algo no está bien en nosotros, no está bien en la sociedad, en la Iglesia, y necesitamos cambiar, dar un viraje. Y esto se llama tener necesidad de convertirnos. Una vez más este tiempo nos dirige su llamamiento profético, para recordarnos que es posible realizar algo nuevo en nosotros mismos y a nuestro alrededor, sencillamente porque Dios es fiel, es siempre fiel, porque no puede negarse a sí mismo, sigue siendo rico en bondad y misericordia, y está siempre dispuesto a perdonar y recomenzar de nuevo. Con esa confianza filial, pongámonos en camino.» (Cf. S.S. Francisco, 5 de marzo de 2014).

Reflexión
Todos somos testigos de la gran luz que nos ha iluminado. Cristo niño se ha hecho hombre por amor a nosotros para convertirse en la luz que guiará nuestros pasos.

Se dice que cuando la noche es más oscura es cuando más brillan las estrellas. Podríamos decir también que cuando más oscuro es nuestro peregrinar por este mundo es cuando más brilla la luz de Cristo en nuestros corazones. Cuando más solos nos sentimos es cuando Cristo está más cerca de nosotros. Porque como dice el profeta Isaías: "este mundo camina en tinieblas pero ya ha visto una gran luz que viene a salvarle". No permitamos que la ceguera de nuestro egoísmo entenebrezca la luz de Cristo en nuestros corazones. Tengamos bien abiertos los ojos de la fe en Dios para caminar por la senda del verdadero amor y de la verdadera esperanza.

Sabemos por el evangelio de hoy que el Reino de los cielos ha llegado, pero ¿cómo le hemos recibido? ¿Nos hemos dado cuenta de su llegada? O por el contrario, ¿hemos permitido que otras luces que no es la de Cristo guíen nuestra vida? No gastemos nuestro fuego en otros infiernillos. Confiemos en que Jesús es la verdadera luz que nos traerá aquella felicidad que buscamos en las cosas de este mundo. Porque sólo Cristo llenará las ansias de felicidad que buscamos.

Propósito
Conocer, para vivir, la Palabra de Dios. Leer y meditar el evangelio de cada día.

Diálogo con Cristo
Jesús, quiero tener esa disponibilidad que tuviste siempre para con los demás. Abre mis ojos y mi corazón a las necesidades de quienes están más cerca. Quiero saber salir de mí mismo, de mi comodidad, para ser un auténtico misionero de tu amor en tu Iglesia. Que mi única ilusión sea la de poder gastar, minuto a minuto, la vida que me has ha dado, siguiendo fielmente las indicaciones de tus Pastores.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...