jueves, 5 de mayo de 2016

LOS ÁNGELES Y LA NUEVA ERA

Los Ángeles y la Nueva Era
Los ángeles existen, eso es dogma de fe, pero debemos tener cuidado con la Nueva Era y sus falsos ángeles. 


Por: DAFNE | Fuente: blogdeazulmarina.blogspot.com 



Los Ángeles...es uno de ésos temas urgentes, ya que el material que anda circulando en librerías, audiolibros, cursos, talleres, cita con tu ángel, consulta con tu ángel, la visita del ángel a tu casa, etc, hay un enorme desorden en éste tema en el sentido de que lo que anda por ahí esparciéndose, dista años luz de ser lo que es la sana doctrina, de lo que enseña nuestra Iglesia Católica sobre los Ángeles, los verdaderos Ángeles de Dios.

Hoy desafortunadamente se habla de contacto con los ángeles por medio de canalizadores (espiritistas) y meditaciones, la nueva era enseña a los ángeles de una forma mágica y supersticiosa, mezclan nombres raros, rituales, velas, cuarzos, cadenas, incluso mezclan el rezo del Santo Rosario y como éste muchos casos más. En algunos libros y audiolibros mencionan hasta la Sagrada Escritura y luego revuelven espantosamente la verdad con la mentira.

Lo que enseña la Iglesia Católica: (Catecismo de la Iglesia Católica):

La existencia de los ángeles, una verdad de Fé.


328 La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.
Quiénes son los ángeles

329 San Agustín dice respecto a ellos: "Angelus officii nomen est, non naturae. Quaeris nomen huius naturae, spiritus est; quaeris officium, angelus est: ex eo quod est, spiritus est, ex eo quod agit, angelus" ("El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel"). Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan "constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos" (Mt 18, 10), son "agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra" (Sal 103, 20).

330 En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales e inmortales. Superan en perfección a todas las criaturas visibles. El resplandor de su gloria da testimonio de ello. Cristo "con todos sus ángeles"

331 Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles... (Mt 25, 31). Le pertenecen porque fueron creados por y para El: "Porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: todo fue creado por él y para él" (Col 1, 16).

Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: "¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?" (Hb 1, 14).

332 Desde la creación y a lo largo de toda la historia de la salvación, los encontramos, anunciando de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino de su realización: cierran el paraíso terrenal protegen a Lot, salvan a Agar y a su hijo, detienen la mano de Abraham, la ley es comunicada por su ministerio (cf Hch 7, 53), conducen el pueblo de Dios, anuncian nacimientos y vocaciones, asisten a los profetas, por no citar más que algunos ejemplos. Finalmente, el ángel Gabriel anuncia el nacimiento del Precursor y el de Jesús.

333 De la Encarnación a la Ascensión, la vida del Verbo encarnado está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cuando Dios introduce "a su Primogénito en el mundo, dice: `adórenle todos los ángeles de Dios´" (Hb 1, 6). Su cántico de alabanza en el nacimiento de Cristo no ha cesado de resonar en la alabanza de la Iglesia: "Gloria a Dios... (Lc 2, 14). Protegen la infancia de Jesús, sirven a Jesús en el desierto, lo reconfortan en la agonía, cuando El habría podido ser salvado por ellos de la mano de sus enemigos como en otro tiempo Israel. Son también los ángeles quienes "evangelizan" (Lc 2, 10) anunciando la Buena Nueva de la Encarnación, y de la Resurrección de Cristo. Con ocasión de la segunda venida de Cristo, anunciada por los ángeles, éstos estarán presentes al servicio del juicio del Señor.

Los ángeles en la vida de la Iglesia

334 De aquí que toda la vida de la Iglesia se beneficie de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles.

335 En su liturgia, la Iglesia se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo; invoca su asistencia (así en el "Supplices te rogamus..." ["Te pedimos humildemente..."] del Canon romano o el "In Paradisum deducant te angeli..." ["Al Paraíso te lleven los ángeles..."] de la liturgia de difuntos, o también en el "Himno querúbico" de la liturgia bizantina) y celebra más particularmente la memoria de ciertos ángeles (san Miguel, san Gabriel, san Rafael, los ángeles custodios).

336 Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. "Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida". Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios.

Nuestra doctrina nos enseña que debemos comunicarnos con nuestro Angel de la guarda por medio de laOración, pero No cumple deseos como lo promueve la Nueva Era. Nuestro Ángel de la guarda seguramente tiene un nombre pero no lo sabemos y no se nos ha revelado, le debemos decir así: “Ángel de la Guarda” como dice la oración.

Los seres humanos contamos con nuestro Ángel de la guarda desde que nacemos hasta que abandonemos el planeta, la fiesta de los ángeles custodios es el 2 de Octubre, después de Dios y la Virgen María son lo que mas nos cuidan, inspiran nuestras oraciones y animan nuestro fervor. Nos auxilian en nuestras necesidades más sencillas, nos protegen del peligro, nos sugieren motivos para huir de la tentación, nos anima a hacer el bien y evitar el mal, presenta nuestras oraciones a Dios y reza por nosotros.

San Bernardo enseñaba que podemos platicar con nuestro ángel de la guarda: "No calles, no guardes silencio en su presencia, háblale para que también él te hable..." (extraído del libro: Los Angeles del P.Julio Baduí Dergal, imu ediciones) Pero no nos habla de meditaciones y rituales, ni de conocer el nombre ni hacer contactos espiritistas.

Los Ángeles según la Nueva Era

El problema con el movimiento de la Nueva Era es que están desinformando mucho, son innumerables las publicaciones que hablan de personas con experiencias con ángeles y contactos angélicos, cartas de los ángeles a manera de baraja (adivinación), meditaciones con ángeles, canalización (channeling ó espiritismo), prendedores con angelitos con la piedrita del signo zodiacal, colgantes de ángeles para el feng shui, oraciones de los santos angeles incluyendo nombres bastante raros, Técnicas y prácticas con canalización de energía, eneagrama, astrología, ejercicios derivados del Yoga, utilización de mantras y mandalas, visualización creativa, metafísica de la nueva era, cábala, etc. ésta angelología se promueve también en películas y series de tv enfocados a la manera de la Nueva Era, material que confunde y desinforma a personas incluso cristianas que ignoran los detalles verdaderos de los Ángeles de Dios.

La Nueva Era presenta una Angelología no Bíblica, ofrecen contactos, talleres, cursos, formas para conocer el nombre, conferencias e infinidad de libros titulados "angeles del amor, angeles de protección", "angeles de la prosperidad", "mensaje de la Virgen María para la nueva era”, ésto confunde mucho a los creyentes que mencionan a la Virgen María y revuelven nombres de ángeles sacados desde los evangelios apócrifos hasta sacados de debajo de la manga, presentan también una devoción desordenada, es decir no veneran en un principio a la Reina de los Angeles: La Virgen María y a Nuestro Señor Jesucristo lo tienen por un "maestro" más. Los evangelios apócrifos no son aptos para enseñar doctrina cristiana.

¿De donde proviene el culto desordenado a los Ángeles?


Todo ésto se origina en el gnosticismo primitivo (Siglo I y II d.C), San Pablo preso en Roma, les escribió a los cristianos de Colosas denunciando sobre la confusión de doctrina entre ellos: la gnosis y su culto desordenado a los ángeles:

"Que nadie con afectada humildad o con el culto de los ángeles os prive del premio, haciendo alarde de visiones, hinchándose sin fundamento de su inteligencia carnal" Colosenses 2,18

"Al partir de Macedonia te rogué te quedaras en Efeso; debías advertir a algunos que no cambiaran la doctrina, ni se metieran en leyendas y recuentos interminables de ángeles. Ésas cosas alimentan discusiones" 1Timoteo 1,3

Los nombres de los Verdaderos Ángeles de Dios


Los Nombres de los Angeles que menciona la BIBLIA únicamente son:
El Arcángel Gabriel, El Arcángel Rafael y a San Miguel Arcángel. Todos los demás ángeles si tienen nombre pero no se nos han sido revelados y existen millones de Angeles (Dn, 7,10) (Ap 5,11), y existen también Jerarquías.
La Nueva Era enseña nombres de ángeles como Uriel, Barachiel, etc y otros como Jeliel, Caliel, etc son sacados de la cábala judía, pero éstos nombres no son doctrina católica ni enseñanzas de la Iglesia Católica, son revolturas.

Peligros para la Fé

Nuestro Señor Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre
, no es un maestro más como Buda, Saint Germain y demás. Leer libros de angelología de la nueva era, asistir a talleres y cursos lo que sucede es que confunden mucho a los creyentes y les enseñan una doctrina errónea sobre los Ángeles, los contactos y canalizaciones son peligrosas porque puede haber infestación y obsesión diabólica, pues no se trata de los verdaderos Ángeles de Dios.

Lo mejor es ser obediente y seguir lo que nos enseña la Iglesia Católica que como una madre nos guía y nos enseña la verdadera y sana doctrina.

El espiritismo, las canalizaciones, los contactos con ángeles y channeling son contrarios al Primer Mandamiento.

EL ROSTRO PACÍFICO DEL ISLAM

El rostro pacífico del islam
La doctrina de Mahoma y la tradición musulmana enseñan a no matar y desacreditan todo tipo de violencia 


Por: Karen Armstrong | Fuente: elpais.es 



Existen 1.200 millones de musulmanes en el mundo y el islam es la religión que se extiende a más velocidad. Si las crueles matanzas que presenciamos fuera un rasgo típico de esta fe y el Islam inspirase y justificase verdaderamente tal violencia, esa expansión y la presencia creciente de musulmanes en Europa y Estados Unidos sería una perspectiva aterradora. Por fortuna, no es así.

La propia palabra Islam, que significa ´sumisión´, está relacionada con el árabe salam (paz). Cuando el profeta Mahoma entregó a los árabes los textos de inspiración divina conocidos como Corán, a principios del siglo VII después de Cristo, gran parte de su misión consistió precisamente en acabar con matanzas como las que hemos visto en Nueva York y Washington. La Arabia preislámica estaba inmersa en un círculo vicioso de guerras en las que las tribus luchaban sin cesar unas contra otras y vivían dedicadas a la venganza y la contravenganza. El propio Mahoma sobrevivió a varios intentos de asesinato; la primera comunidad musulmana escapó por poco al exterminio en la poderosa ciudad de La Meca. El profeta tuvo que librar una guerra sangrienta para sobrevivir, pero, en cuanto consideró a salvo a su gente, dedicó sus esfuerzos a construir una coalición pacífica de tribus y alcanzó la victoria mediante una ingeniosa y modélica campaña de no violencia. Como el Corán ´fue revelado´ en un contexto de guerra generalizada, hay varios fragmentos que abordan cómo llevar a cabo una lucha armada. En la península Arábiga, la guerra era una cosa desesperada. No se contaba con que un caudillo perdonara la vida a nadie después de una batalla; algunos mandamientos coránicos parecen compartir ese espíritu. Dios ordena a los musulmanes ´¡matar dondequiera que los halles!´ (4:89). A los extremistas como Osama Bin Laden les gusta citar versículos, pero lo hacen de forma selectiva. No incluyen las exhortaciones a la paz que suelen seguir, en casi todos los casos, a esos pasajes más virulentos: ´Por tanto, si te dejan vivir, y no te declaran la guerra, y te ofrecen la paz, Dios no te permite que les hagas daño´ (4:90).

Es decir, en el Corán, la única guerra permitida es la que se libra en defensa propia. Los musulmanes no pueden iniciar las hostilidades (2:190). La guerra es siempre mala, pero a veces hay que luchar para evitar una persecución como la que los habitantes de La Meca efectuaron contra los musulmanes (2:191, 2:217) o proteger unos valores decentes (4:75, 22:40). El Corán cita la Torá, el conjunto de las escrituras judías, que permite la venganza ojo por ojo y diente por diente, pero, al igual que los Evangelios, el Corán sugiere que es una virtud renunciar a la venganza (5:45).

El islam no es adicto a la guerra y la yihad no es uno de sus ´pilares´, una de sus prácticas esenciales. El significado fundamental de la palabra yihad no es ´guerra santa´, sino ´lucha´. Se refiere al duro esfuerzo necesario para llevar la voluntad de Dios a la práctica en todos los ámbitos: personal, social y político. Según una tradición muy importante y muy citada, Mahoma dijo a quienes le acompañaban al regresar a casa después de una batalla: ´Volvemos de la pequeña yihad a la más grande´, la tarea mucho más urgente y trascendental de extirpar el mal de la sociedad y nuestro propio corazón.

El islam no se impuso por la espada. El Corán insiste: ´¡No debe existir coacción en cuestiones de fe!´ (2:256). A los musulmanes se les exhorta constantemente a que respeten a judíos y cristianos, los ´pueblos del Libro´, que adoran al mismo Dios (29:46). En unas palabras que citaba Mahoma en uno de sus últimos sermones, Dios les dice a todos los seres humanos: ´¡Oh, pueblo! Te hemos formado en naciones y tribus para que podáis conoceros´ (49:13).

¿De dónde proceden las bombas suicidas, el secuestro y la matanza de civiles inocentes? El Corán no respalda esos asesinatos, ni mucho menos; violan varios de sus preceptos más sagrados. Ahora bien, a lo largo del siglo XX, en todas las grandes religiones brotó esa faceta militante de devoción que suele denominarse fundamentalismo como forma de rebelión contra la modernidad. Todos los movimientos fundamentalistas que he estudiado en el judaísmo, el cristianismo y el islam están convencidos de que la sociedad laica y liberal está empeñada en eliminar la religión. Como creen que están luchando por su supervivencia, los fundamentalistas se sienten justificados, muchas veces, para ignorar los principios más compasivos de su fe. Sin embargo, lo que hacen es distorsionar la tradición.

SE TRANSFORMARÁ EN ALEGRÍA


Se transformará en alegría
Pascua


Juan 16, 16-20. Pascua. Cuando la belleza y la verdad de Cristo conquistan nuestros corazones, experimentamos la alegría de ser sus discípulos. 


Por: Alejandro Carrión | Fuente: Catholic.net 



Del santo Evangelio según San Juan 16, 16-20
Dentro de poco, ya no me verán, y poco después, me volverán a ver». Entonces algunos de sus discípulos comentaban entre sí: «¿Qué significa esto que nos dice: «Dentro de poco ya no me verán, y poco después, me volverán a ver?». Decían: «¿Qué es este poco de tiempo? No entendemos lo que quiere decir». Jesús se dio cuenta de que deseaban interrogarlo y les dijo: «Ustedes se preguntan entre sí qué significan mis palabras: «Dentro de poco, ya no me verán, y poco después, me volverán a ver». Les aseguro que ustedes van a llorar y se van a lamentar; el mundo, en cambio, se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero esa tristeza se convertirá en gozo. 

Oración introductoria 
Jesús mío, Tú, que eres tan grande, me conoces, conoces mi corazón, mis virtudes y mis debilidades. Tú sabes que hay muchas cosas en mi corazón que me inquietan y me acongojan. Todo ello te lo ofrezco para encontrar en ti mi alegría.

Petición
Padre bueno, te pido me des fuerza para enfrentar todas las dificultades que encuentro en mi vida; aumentes mi fe, para que crea en tu palabra; aumentes mi esperanza para que me abandone en ti y confíe plenamente que nada me separará de tu amor

Meditación del Papa Francisco
Tampoco nosotros encontraremos la vida si permanecemos tristes y sin esperanza y encerrados en nosotros mismos. Abramos en cambio al Señor nuestros sepulcros sellados ―cada de nosotros los conoce―, para que Jesús entre y lo llene de vida; llevémosle las piedras del rencor y las losas del pasado, las rocas pesadas de las debilidades y de las caídas. Él desea venir y tomarnos de la mano, para sacarnos de la angustia. Pero la primera piedra que debemos remover esta noche es ésta: la falta de esperanza que nos encierra en nosotros mismos. Que el Señor nos libre de esta terrible trampa de ser cristianos sin esperanza, que viven como si el Señor no hubiera resucitado y nuestros problemas fueran el centro de la vida. (Homilía de S.S. Francisco, 26 de marzo de 2016).
Reflexión 
El cristianismo es el camino de la alegría. Al igual que en la vida de Jesús, los cristianos encontramos muchas cruces en nuestro camino, por que es estrecha la puerta y angosto el camino que lleva a la Vida. Un camino arduo; pero, sobretodo, lleno de alegría, de la alegría profunda de poseer a Dios, de tener el triunfo y la bienaventuranza final asegurada.

Propósito
Me esforzaré por dejar de lado toda crítica y queja sobre las dificultades de mi día y le daré gracias a Dios por acompañarme este día.

Diálogo con Cristo
Jesús, hoy no te quiero pedir me quites mis cruces, es más te las quiero agradecer. Te las agradezco por que sé que Tú me las has dado por que sabes que yo puedo con ellas, por que sabes que con ellas me puedo unir a ti, y ahí es donde me doy cuenta de que no pesan las cruces y sólo queda la alegría de saberme tu amado.


El camino de Dios es de renuncia, de mortificación, de entrega, pero no de tristeza o de apocamiento (San José María Escrivá, Amigos de Dios, 128)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...