jueves, 2 de febrero de 2017

UN NUEVO EMPLEO


Un nuevo empleo


“Saluda con gozo y agradecimiento el don inapreciable de este nuevo día. Trata con ternura cada hora porque no retornará jamás. Elude con empeño todo aquello que mata el tiempo. No escuches a labios ociosos, ni te quedes donde hay manos inactivas” (Mandino). Valiosos consejos para no ser presa de la holgazanería que frustra tus propósitos y aleja tus mejores metas.

Conversaban dos mujeres en la feria:
- Por fin mi marido consiguió trabajo en una fábrica.
- Y ¿cómo anda en su nuevo empleo?
- Como pez en el agua.
- ¿Qué hace?
- Nada.

Triste suerte la de quien sólo trabaja para vivir, pero no sabe para qué vive. Triste suerte la de aquel que ha hecho del "tener y retener" el objetivo de su vida. Dichoso, en cambio, el que, mientras gana su pan o acrecienta su fortuna, sabe hacer del trabajo una ocasión de servicio al prójimo y de cooperación con el proyecto de Dios.


* Enviado por el P. Natalio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...