miércoles, 1 de febrero de 2017

ESTA ES LA HISTORIA QUE LOS IDEÓLOGOS DE GÉNERO NO QUIEREN QUE SEPAS


Esta es la historia que los ideólogos de género 
no quieren que sepas
 Foto: Alchetron y morblue.com




 (ACI).- Los estudios del psicólogo y sexólogo Dr. John William Money en la década del 50 fueron los primeros que intentaron mostrar apoyo científico, médico y psicoanalítico acerca de que la diferencia entre hombre y mujer es un hecho social, una construcción antes que algo biológico, la esencia de la ideología de género.

Sin embargo, años más tarde, fue revelado que su “experimento” más famoso, con el que “comprobaba” su teoría, fue una farsa. El caso fue el “cambio de sexo” de Bruce Reimer, un niño que al llegar a la adultez acabó por suicidarse. Esta es su historia:

Bruce y su hermano gemelo Brian nacieron en Canadá en los años 60. A la edad de siete meses ambos fueron circuncidados, pero los doctores utilizaron un nuevo método de circuncisión en Bruce, utilizando una aguja cauterizadora eléctrica. Luego se produjo un accidente, quemando completamente el pene del niño.

La operación de Brian fue cancelada, pero los padres estaban devastados.

Los Reimer decidieron llevar a Bruce al Dr. John Money, psicólogo y sexólogo de la Universidad Johns Hopkins a quien habían visto en la televisión.

El Dr. Money ya sustentaba entonces la teoría de que, aparte de las funciones reproductivas y urinarias, el género era una construcción social, y ya había suscitado cierta polémica en los medios.

Hasta antes de atender a los gemelos Reimer, el sexólogo había trabajado en gran medida con casos de hermafroditismo, y sus investigaciones se centraban en el seguimiento de personas con anomalías sexuales congénitas.

Pero los hermanos –que eran dos niños sanos– fueron el experimento perfecto para poner a prueba su teoría de la “fluidez de género”, es decir, que el comportamiento está regido por la educación como varón o mujer y no por el sexo biológico dado al nacer.

Brian se criaría como un niño y Bruce, de ahora en adelante, sería llamado Brenda y pasaría a ser criado como niña.

Los Reimer estuvieron de acuerdo e insistieron en la ropa y la socialización con niñas para Brenda durante toda la infancia. Nunca le dijeron a los gemelos sobre el accidente, ni sobre el sexo biológico de Brenda.


Los gemelos eran llevados para una observación anual con el Dr. Money, que calificó el caso de “exitoso” cuando los gemelos tenían nueve años.

"Nadie más sabe que Brenda es la niña cuyo caso están leyendo en los medios. Su conducta es tan normal como la de cualquier niña y difiere claramente de la forma masculina como se comporta su hermano gemelo", escribió el Dr. Money en sus apuntes.

"No hay ninguna señal que provoque sacar conjeturas contrarias", añadió.


La verdad se abre paso

Sin embargo, cuando Brenda alcanzó la pubertad a los 13 años comenzó a mostrar sentimientos suicidas.

"Pude ver que Brenda no era feliz como niña. Era muy rebelde. Era muy masculina y no lograba persuadirla de que hiciera algo femenino. Brenda casi no tuvo amigos durante su infancia. Todos se burlaban de ella y la llamaban la mujer cavernícola", dijo Janet, la madre de Brenda, en una entrevista para el documental “El Dr. Money y el niño sin pene” producido por la BBC.

"Era una niña muy, muy sola", agregó.

En el documental se narra que durante el chequeo anual y la observación de los gemelos, el Dr. Money obligaba a los niños a desnudarse y participar en un juego sexual, posando en diferentes posiciones para que “identifiquen sus respectivos géneros”. En al menos una ocasión el especialista tomó fotos de estas sesiones.

En la adolescencia, los gemelos se oponían firmemente a ir a los chequeos con el Dr. Money. Por tal motivo, los Reimer dejaron de llevarlos cuando cumplieron 15 años y le revelaron la verdad a Brenda: en realidad era hombre.

Brenda, que recibió el nombre de Bruce al nacer, abrazó pronto y completamente su identidad masculina, eligiendo llamarse David. Luego comenzó la terapia hormonal y una reconstrucción genital quirúrgica. Al tiempo se casó con una mujer y adoptaron tres hijos.

No obstante, las heridas traumáticas de la infancia fueron muy profundas tanto para David como para su hermano. Ambos sufrieron una fuerte depresión.

Además, después de 14 años de casados, la esposa de David se divorció de él.

En el 2002 Brian murió por una sobredosis de drogas y dos años más tarde, en mayo de 2004, David se suicidó a los 38 años.

Lo que John Money nunca se atrevió a decir

A pesar de todo, el Dr. Money nunca se rectificó ni corrigió sus estudios.


"Nunca dijo una palabra, nunca se retractó", señaló recientemente el diácono, conferencista y cirujano plástico, Dr. Patrick Lappert, durante su charla “Transgender Surgery and Christian Anthropology” realizada para Courage en Estados Unidos entre el 9 y 11 de enero de 2017.

Aseguró que la decisión del Dr. Money fue “enormemente problemática” porque “su estudio sigue siendo citado frecuentemente como una transición de género exitosa por parte de la comunidad médica en general”.

El Dr. Lappert aseveró que se debe entender que “estamos hablando de la persona humana como una unidad de espíritu y forma, que hay una integridad en la masculinidad y feminidad con la que estamos hechos”.

Además, el especialista aseguró que uno de los mayores problemas con “las cirugías transgénero de cambio de sexo” es que son “permanentes e irreversibles”.

“No hay nada reversible en la cirugía genital: es una mutilación permanente e irreversible de la persona humana. Y no hay otra palabra para ello”.

"Se traduce en la esterilidad permanente. Es una disolución permanente de las funciones unitivas y procreadoras. E incluso el aspecto unitivo de la adherencia sexual se ve radicalmente obstaculizado si no totalmente destruido", agregó.

El experto explicó que esto se debe al inevitable daño nervioso que ocurre durante la cirugía y porque el cerebro siempre registrará los nervios genitales como procedentes de su órgano de origen.

“En otras palabras, los nervios conectados a una vagina siempre se registrarán con el cerebro como una vagina, incluso si ahora son parte de un pene construido quirúrgicamente y viceversa”.

“Otro problema importante es que las cirugías de cambio de sexo buscan resolver una disfunción interior con una solución externa. Debajo de todo, estás tratando de curar una herida interior con una cirugía exterior", concluyó el Dr. Lapper.

*********************

El documental con la historia completa de David Reimer y John Money puede verse completo AQUÍ

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA. 

LA ERA ZODIACAL DE ACUARIO

La Era Zodiacal de Acuario
Temperamentalmente siempre hemos sido innovadores, audaces y confiados. De acuerdo con el mito nacional, la alternativa es posible si tenemos suficiente imaginación y voluntad.


Por: Escuela de la Fe | Fuente: Tiempos de Fe, año 1, No. 2, 



La Era Zodiacal de Acuario

1.    Autoría del término New Age o Era de Acuario
Este es uno de los denominadores comunes de las diversas tendencias de la tradición gnóstica opuesta a la tradición judeo-cristiana.
La tendencia optimista de dicha tradición gnóstica, nos dice que fueron Alice Ann Bailey y Paul le Cour los primeros en emplear el concepto de Nueva Era o Era de Acuario en la primera mitad de este siglo. Aunque dicho término era ya conocido antes, pues desde 1890los masones del Sur, editaban un boletín denominado “New Age Magazine”. Ella, es también conocida como AAB, fundadora en 1923 de un grupo teosófico denominado “Escuela Arcana”, y sus “revelaciones” le eran transmitidas, mediante escritura automática, por diferentes espíritus. Por su parte, Paul le Cour esoterista francés, en su obra La Era de Acuario, publicada en 1937 afirma que nos encontramos en la etapa final de un ciclo astronómico y vamos a entrar en un nuevo ciclo. Una de las principales “avatares” de la New Age nos explica cómo bautizó a este movimiento:


“Escogí la referencia a Acuario, a fin de dejar clara la naturaleza benévola de esta unión (conspiración). Aunque no estoy familiarizada con los arcanos astrológicos, me sentía atraída por el poder simbólico de esa idea difundida en todas nuestra cultura popular: el que (sic) tras una era violenta y oscura, la de Picis; estamos entrando en un milenio (milenarismo) de amor y de luz, la “era de Acuario”, la época de la verdadera liberación espiritual”.
La tendencia que podríamos calificar de pesimista que podríamos calificar de pesimista dentro de la misma tradición gnóstica, la podemos asignar a Samuel Aun W., el cual utiliza el término de Era de Acuario, con fundamento en el Apocalipsis gnóstico de San Juan, para indicar, como características de tal era, la de Acuario, como edad de catástrofes y grandes cataclismos terrenales y de reintegración planetaria.
2.    La Era Zodiacal de Acuario
Acuario es el undécimo signo del zodiaco y corresponde al segundo mes del invierno. El portador del agua(aquarius, wassermann) simboliza el que aplaca la sed, el que hace que los demás se aprovechen de sus dones y conocimientos. La era zodiacal de acuario, sigue a la de Piscis, ya que ésta representa una era de desgracias y miserias, de fuego y sangre, de oscuridad y tinieblas; ésta era de Piscis corresponde a la civilización o religión cristiana. Así pues, estamos llegando al final de la era astrológica de Piscis para entrar en la de Acuario. Esta era, que está a punto de comenzar, será la edad de oro de la humanidad, la New Age o Nueva Era así sin más.
Como es sabido el zodiaco es un conjunto o grupo de estrellas que sirven para señalar el recorrido que realiza la Tierra alrededor del Sol y que constituyen una faja o cinturón que rodea el ecuador de la esfera celeste. El origen del concepto zodiaco, se halla en el hecho de que los diferentes grupos de astros que lo forman fueron desde antiguo, definidos como figuras animales (zodiaco deriva de zoo) como nos demuestra su clasificación que va desde Aries (carnero) hasta Piscis (peces). El paso de los planetas por los signos zodiacales (es de suponerse), corresponde a toda una gama extensa de influjos sobre la Tierra y los seres que la habitan, influjos que son benéficos o maléficos según los diversos elementos astrológicos, planetas, cartas o signos con que ésta se relaciona.
Los astrólogos, desde el punto de vista histórico y filosófico, han intentado explicar de acuerdo al movimiento de los astros que la era de Tauro, correspondía a la civilización babilónica, la de Aries a la religión judía y mosaica, la de Piscis a la civilización o religión cristiana. Sin embargo, para pasar de una era zodiacal a la otra, hay que contar de dos mil a dos mil cien años; por lo tanto, estamos llegando a la era zodiacal de Piscis para entrar a la de Acuario. Esta nueva era, se caracterizará por una nueva situación del espíritu, por “un cambio de paradigma”, que coincide con una transformación o extensión de la conciencia que permitirá acceder a la identificación del “yo” con el “sé”, es decir, a una compresión “holística” del cosmos, en la que quedarán superadas y reconciliadas todas las oposiciones y contradicciones, y constituirán más que una sola cosa en el Uno, siendo todo en el Todo.

2.1    Una insignificante pifia de la Astrología
Científicamente es poco garantizable la utilización de los zodiacales, porque desde que los astrólogos de la antigüedad fijaron su posición en el firmamento ha variado aproximadamente un doceavo de círculo, es decir, casi el valor de un signo del zodiaco; lo cual significa que, actualmente el signo de Tauro está en la constelación de Aries está en la constelación de Piscis, y así sucesivamente. O para comprender mejor este error: si una persona nació el 14 de Febrero, la astrología dirá que su signo es Acuario y hará todo un estudio de personalidad a partir de las características que atribuyen a los “acuarianos”, mientras que en realidad, en el cielo, ese día, era la constelación d Capricornio la que lo cruzaba.
Ahora bien, si lo argumentaba anteriormente, que se encuentra en un plano psicológico, lo trasponemos al plano histórico, indiscutiblemente ya no nos encontramos en la era  ni de Piscis, ni mucho menos en la que llegará, la era de acuario. ¿en cuál estaremos hoy, astrológicamente hablando?

2.2    La Adivinación por medio de los Astros.
Se sustraen a la causalidad de los cuerpos celestes los actos del libre albedrío. Que es facultad de la voluntad y de la razón. Porque el entendimiento y la razón no son corporales ni acto corpóreo y por consiguiente tampoco la voluntad, que existe en la razón. Y ningún cuerpo puede ejercer su influencia en cosa incorpórea. Por lo cual es imposible que los cuerpos celestes influyeran directamente sobre el entendimiento y la voluntad, pues esto sería suponer que el entendimiento no difiere del sentido y Aristóteles obliga a ésta consecuencia a los que decían que tal voluntad hay en los hombres, cual diariamente les impone el padre de los hombres y de los dioses, esto es el sol o el cielo. Si pues alguno se vale de la consideración u observación de los astros para preconocer los futuros casuales o acontecimientos fortuitos o también para conocer con certeza las operaciones futuras de los hombres, procede esto de una falsa y una vana opinión. Así se mezcla la operación del demonio. Por lo cual la adivinación será supersticiosa e ilícita. Pero si se sirve de esta observación para preconocer las cosas futuras que son producidas por la acción de los cuerpos celestes, como la sequía y las lluvias y semejantes, entonces esta adivinación no será ilícita ni supersticiosa.
3.    Lugar de origen de la New Age 
Indiscutiblemente es California, el lugar de nacimiento de la Nueva Era. Románticamente. Marylin Ferguson, nos habla de que “la antigua esperanza del viejo mundo es un mundo nuevo, un lugar donde poderse rehacer, donde empezar de nuevo una vida nueva”. Ese lugar sólo puede corresponder a California, lugar donde si los USA son libres, California lo es más, si los USA están abiertos a la innovación, la innovación es el segundo nombre de California. Si hay algo en común entre los californianos, sugería Michael Davy en 1972 “es la búsqueda de una nueva religión, mezcolanza que podría estar surgiendo del revoltijo compuesto de pensamiento estilo Esalen, lenguaje revolucionario y misticismo a lo Huxley, en donde hay un cierto orientalismo en el más infatigable de los pioneros, y el lejano Oeste no es sino un lejano Oriente.
Todo lo mencionado elevado al plan subjetivo, nos conduce a un “sincretismo personal” por el que todo norteamericano sería una síntesis personal de lo alto y lo bajo, de blanco y de negro, de urbano o rural, de provisional y universal. Caso de poder vivir con todas estas contradicciones, sería sencillamente un verdadero norteamericano.
“Temperamentalmente siempre hemos sido innovadores, audaces y confiados. De acuerdo con el mito nacional, la alternativa es posible si tenemos suficiente imaginación y voluntad”.
3.1    El epocalismo norteamericano
La declaración anterior, que describe el autoconcepto del norteamericano que conmueve por su profunda humildad, ha sido autodenominada por los mismos norteamericanos expresivamente como un “temporal parochialism”, el cual ha sido traducido por Dietrich von Hildebrand por un neologismo que denomina “epocalismo”, el cual lo describe como el sentimiento de superioridad sobre otras personas que no viven en la misma época histórica, que realiza la misma función  psicológica que el orgullo por la sangre aria, fomentada por muchos alemanes durante la época del nacionalsocialismo.
Esta, es una tendencia general de la naturaleza humana o buscar tales compensaciones por la propia inferioridad o explorar caminos para exaltarse a sí mismo con orgullo. Y la gloria supuesta o verdadera de la comunidad nacional (geográfica) o temporal a la que uno pertenece, se presta maravillosamente para esta función. Aunque este “epocalismo” existió en edades anteriores, lo mismo que existió el nacionalismo, sin embargo, la rebeldía contra la tradición se deja sentir hoy día con especial firmeza.
Ese epocalismo del que tratamos en el apartado anterior, por lógica extensión extrapoladora puede también conducir a otro término conocido “milenarismo”, los cuales han fomentado la costumbre de decir que tal o cual creencia puede ser sostenida en una época pero no en otra. Se nos dice que algún dogma fue creíble en el siglo XX. En la New Age se nos dice por ejemplo que la era de Piscis, la del cristianismo o de Cristo, ya pasó, ahora en la era de Acuario ya hay otras creencias. Igualmente sería decir, que cierta filosofía puede ser creída en lunes, pero no puede ser creíble en viernes. Lo mismo sería decir que un aspecto del cosmos era conveniente hasta tres y media pero inconveniente hasta las cuatro y media. Añade Chesterton, lo que puede creer un hombre depende de su filosofía y no del reloj o del siglo. Supongamos en bien del argumento que nos halláramos frente a un caso de una curación, milagrosa. Un materialista del siglo XII no lo creería más que un materialista del siglo XX. Pero un científico cristiano del siglo XX la creería como un cristiano del siglo XII. Es cuestión simplemente de la teoría de cada hombre sobre las cosas. Por consiguiente, tratándose de cualquier contestación histórica, el punto no nuestra pregunta.
Los New Agers” o novoevanos, en su afán de novedad, se olvidan, tanto en su postura optimista como pesimista, de que lo antiguo y lo presente son los fundamentos indispensables para la elaboración de lo nuevo y del porvenir. Esta falta de madurez y objetividad en algunos “fans” de la nueva era corre el riesgo de hace sospechosa su causa.
4.    La Nueva Era de la Tradición judeo-cristiana
La New Age gnóstica, al no encontrar en la astrología una base racional o científica convincente aunque lo es para millones de incautos, acude entonces a sustraer de la tradición judeo-cristiana, a la cual ataca encarnizadamente, dos fuentes propias de ésta, como son la apocalíptica y la profética, mismas que son objeto de adulteración, en especial el Apocalipsis de San Juan.
Aquella adulteración dada ya de antiguo en general en los evangelios apócrifos o evangelios gnósticos, fue también advertida y condenada por la Iglesia de aquel tiempo y al neognosticismo. New Age por la Iglesia de nuestro tiempo. Una de las formas de adulterar el Apocalipsis es precisamente por medio de la astrología, de tal forma que son los astros los que determinan el desarrollo de la existencia humana en la tierra. La otra forma de adulteración, es el pretender relevar o consumar la escatología cristiana suplantando la verdadera única nueva era que vendrá al mundo como consecuencia del advenimiento del Reino de Cristo en la Tierra.
“En la historia de la Iglesia, “lo viejo” y “lo nuevo” están siempre profundamente relacionados entre sí. Lo “nuevo” brota de lo “viejo” y lo “viejo” encuentra en lo “nuevo” una expresión más plena. Dentro de la dimensión temporal del Cristianismo, se crea el mundo y en su interior también tiene desarrollo la historia de la salvación que culmina en la “plenitud de los tiempos” de la Encarnación y su término en el retorno glorioso del Hijo de Dios al final de los tiempos. Con la venida de Cristo inician los últimos tiempos, la “última hora”, se inicia el tiempo de la Iglesia que durará hasta la Parusía.
Para c citaremos el Apocalipsis: “…y dijo el que estaba sentado en el trono: “mirad, todo lo hago nuevo”, y dice: “Escribe porque estas son las palabras fidedignas y verdaderas”. Esta es la primera ocasión y única vez que el Apocalipsis presenta a Dios directamente con la palabra. La primera palabra en Dios en la Biblia es “Hágase” aquí está su última palabra; repite aquella primera, consumando lo que con ella había sido sacado a la existencia “Mirad, todo lo hago nuevo”.
Además en el inicio de la historia de la salvación humana se dio un segundo “Hágase en mí….” Mariano, que en conjunción con el primero, generó al verdadero Renovador radical y sin miedo que le ha dicho al pasado aterido en su agonía, y a la naturaleza harto de buen grado obedecida y a la Opinión universal y vulgar, el NO más contundente que registra la historia del mundo. Engendró a Cristo, el Señor del Tiempo, al Cristo de Ayer, de hoy y de siempre.

LOS CATÓLICOS Y LA BIBLIA

Los católicos y la Biblia
Cuando es realmente importante decidir entre dos interpretaciones, los católicos contamos con el Magisterio de la Iglesia


Por: Pato Acevedo | Fuente: Infocatolica.com 



Una de las querellas clásicas del protestantismo es que, mientras pudo hacerlo, el clero católico ocultó la Biblia a los fieles cristianos porque, se dice, si la hubieran leído por sí mismos se habrían dado cuenta que las doctrinas de la Iglesia contradecían la Palabra de Dios. Se supone que con esto controlaba a las masas y acumulaba más poder. Así, se afirma que la Iglesia habría impuesto penas de excomunión y prisión a quien tradujera la Biblia, que solo se permitían versiones en griego y latín para que la masa de los creyentes permaneciese ajena a los textos bíblicos, y que Lutero habría arriesgado su libertad al traducir el Nuevo Testamento al alemán.
Lo que subyace a este tipo de afirmaciones infundadas, pues no se puede hablar de argumentos, es una forma de pensar notablemente anacrónica. Se superponen dos datos correctos pero que provienen de dos épocas diferentes, por ejemplo que en esa época la Biblia circulaba escrita en latín y que hoy en día muy poca gente conoce esa lengua, para llegar a conclusiones groseramente erradas e injustas.
Revisemos algunos de estos errores:
  • Griego y latín no eran lenguajes desconocidos para “la masa de los creyentes”, como en la actualidad. El griego era el idioma de las élites culturales de la antigüedad desde tiempos de Alejandro Magno; y el latín, el de la administración del imperio que controlaba el mediterráneo. Ambos servían de lengua internacional, como el inglés hoy en día.
  • Cuando la Iglesia tradujo La Biblia al latín, contribuyó de forma importante a su difusión. Hasta ese momento, la Biblia se conservaba en parte en hebreo, una lengua que hasta los judíos habían abandonado, y en griego. Gracias a la edición el latín, lengua común para los pueblos de la antigüedad, el universo de lectores aumentó explosivamente.
  • En el siglo IV, el Papa Dámaso I encargo a San Jerónimo [1], traducir los textos originales al latín de uso común o vulgar, precisamente para contar con una nueva traducción que pudieran entender los fieles. De ahí que esta “versión oficial” se conociera como vulgata editio, es decir, edición para el pueblo o edición divulgada.
  • Durante la Edad Media, la masa de los creyentes no sabían leer, así que poco habrían ganado con una traducción de la Biblia. Por su parte, los que sabían leer, aprendían usando textos en griego y latín, así que tampoco necesitaban más para conocer las Escrituras.
  • En esos años, cuando ni siquiera los reyes sabían leer, fueron los monjes católicos quienes copiaron los libros sagrados, una y otra vez, a mano, en una labor incansable. En 1450, cuando Johannes Gutenberg inventó la imprenta de tipos móviles, uno de los primeros libros en ser impreso fue una Biblia católica
  • Es falso que hubiera castigos canónicos por traducir la Biblia. Si hubo algunas ediciones prohibidas por la autoridad civil, fue por temor de que contuvieran un texto gravemente manipulado. Eso era percibido como un peligro por toda la comunidad, tal como hoy en día se sanciona la falsificación de dinero [2].
En respaldo a esta leyenda negra, se suele mencionar el Concilio de Toulouse, que en 1229 efectivamente ordenó que se prohibiera a los fieles mantener en su poder copias en idioma común de secciones de las Escrituras. Sin embargo,esa nunca fue una resolución general de la Iglesia, ni se pensó que se aplicara a todos los fieles. Fue la decisión de un grupo de obispos, hoy en día hablaríamos de un sínodo local o conferencia episcopal, para enfrentar el grave conflicto político religioso que esa región de Francia estaba atravesando. Estas mentiras se suelen sazonar además con afirmaciones claramente absurdas, como que este concilio de 1229 puso a la Biblia en el índice de libros prohibidos, peros es índice no existió sino hasta muchos siglos más tarde.
Igualmente transparente es la mentira de que Lutero fuera excomulgado por traducir la Biblia, o que arriesgara pena de muerte por hacerlo. Para descartar lo primero, basta notar que el Papa León X emitió la bula de excomunión, Decet Romanum Pontificem, en enero de 1521; y que Lutero público su traducción del Nuevo Testamento en 1522, y la del Antiguo Testamento, en colaboración, en 1534, es decir 13 años después. El texto de la bula, disponible en la red, en nada se refiere a una traducción de la Biblia, y no podría hacerlo, pues todavía no existía.


Respecto a lo segundo, que alguna vez se estableciera la pena de muerte por traducir la Biblia, es una de esas acusaciones que se repiten al pasar en medio de muchas otras, pero sin nunca entregar una referencia concreta. A lo largo de la historia, la Iglesia ha producido una cantidad enorme de documentos, de todo tipo, pastoral, jurídicos, doctrinarios y místicos, y de existir un canon o decreto en ese sentido, lo esperable sería que se pudiera demostrara con facilidad. No es así, sin embargo, pero se difunden sin fundamento estas mentiras.

¿Solo el Papa puede interpretar la Biblia?

Al hablar del supuesto temor que tendría la Iglesia a que los fieles leyeran y conocieran las escrituras, se dice que incluso en la actualidad a los católicos se les prohíbe interpretar la Biblia, y que solamente el Papa y los obispos podrían hacerlo. En este sentido, se cita el Catecismo de la Iglesia Católica, donde señala que “El oficio de interpretar auténticamente la Palabra de Dios ha sido confiado únicamente al Magisterio de la Iglesia, al Papa y a los obispos en comunión con él” [3]. Con esto, se concluye que, según Roma, solo el Papa y los obispos tendrían la habilidad de interpretar la Palabra de Dios.
Uno podría entender la confusión que provocan las palabras del Catecismo, porque su verdadero sentido radica en una sutileza, incluso podríamos hablar de un tecnicismo. La clave para entender lo que se nos quiere aquí, radica en distinguir entre la interpretación que podamos hacer cada uno de nosotros, y el llamado “oficio de interpretar auténticamente”.
Es claro que cualquiera de nosotros puede tomar la Biblia, leerla, reflexionar sobre lo que lee y, con la ayuda del Espíritu Santo, comprender lo que nos dice y de qué forma se aplica en nuestra vida. Eso hacían los israelitas primero, y luego los cristianos, y ha dado lugar a incontables obras de fieles y santos cristianos, que no eran obispos ni Papas, pero que tenían una estrecha familiaridad y conocimiento de la Palabra de Dios escrita, que han escudriñado y profundizado en sus sentido. De esta capacidad también dependen los numerosos libros de teología que se publican cada año, las investigaciones teológicas y las carreras de muchos académicos.
Cualquiera de nosotros puede tomar la Biblia e interpretarla, como decíamos, pero ¿qué ocurre si los cristianos comprenden un mismo texto de forma diferente? Por sí solos, ninguno de ellos puede decir que el otro está errado y que su opinión es más verdadera, y casi siempre se admite que ambas interpretaciones son posibilidades que admite un mismo texto. Con esto se reconoce que la Biblia, por haber sido inspirada por Dios, puede tener varios sentidos para resultar relevante para personas de diferentes lugares y épocas.
Sin embargo, hay veces en que no es posible decir eso, en que una interpretación es incompatible con otras, en un asunto de gran importancia. La historia es testigo de numerosas disputas entre cristianos, por motivos de diferencias en cuestiones de doctrina, donde ambas facciones decían sostener su opinión en el sentido claro de la Biblia ¿Qué hacer en ese caso? Una posibilidad sería dividir la Iglesia, y que cada cristiano decidiera cuál interpretación es la correcta, pero a lo largo del tiempo eso terminaría por reducir la cristiandad a un conjunto de grupitos en constante debate. Otra opción sería declarar que a fin de cuentas el asunto no era tan importante, pero incluso esa declaración tendría que hacerla un tercero imparcial a ambas interpretaciones.
La Iglesia plantea una tercera alternativa: el oficio de interpretar auténticamente, que ejerce el Magisterio a través del Papa y de los obispo en comunión con él. Esto significa que, donde hay interpretaciones incompatibles sobre un asunto de importancia, el Magisterio puede decirnos cuál es la opción correcta, en razón de que Jesús confió a esta Iglesia la Palabra de Dios, que se expresan en la Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura [4]. Por eso, porque es una función que implica interpretar con la autoridad recibida del Maestro, se habla del “oficio de interpretar auténticamente”, que solo tienen el Papa y los obispos en comunión con él, y que no tenemos el resto de los católicos.
En resumen, no es que los católicos no podamos leer o interpretar la Biblia, de hecho lo hacemos diariamente, incluso dando lugar a opiniones que se alejan de una lectura tradicional, lo que puede ser legítimo hasta cierto punto. Aquí el Catecismo está hablando de algo diferente y es que, “cuando la sangre llega al río”, cuando es realmente importante decidir entre dos interpretaciones, los católicos tenemos una herramienta para determinar cuál es la verdadera: el Magisterio del Papa y los obispos, y su oficio de interpretar auténticamente [5].

___________________________________________________

NOTAS:

[1] San Jerónimo de Estridón (340-420) es uno de los padres de la Iglesia, y el mayor experto de su tiempo en griego, latín y hebreo.
[2] Sin ir más lejos, el propio Martín Lutero al traducir la Biblia al alemán se arrogó la potestad de agregar la palabra “solo” a Rm 3,28 (“Porque nosotros estimamos que le hombre es justificado [solo] por la fe, sin las obras de la Ley”) pues correspondía mejor a su doctrina. También decía que la Epístola de Santiago debía ser quitada de la Biblia, por enseñar que las obras eran importantes para la salvación.
[3] Catecismo de la Iglesia Católica, 100.
[4] Cf. Constitución Dogmática Dei Verbum, Concilio Vaticano II, 1965.
[5] En las disciplinas jurídicas se ha conservado esta forma de hablar. El diccionario de la Real Academia Española todavía define “interpretación auténtica” como “la que de una ley hace el mismo legislador”.

UNA AMIGA ATACA MI FE, ME PODRÍA AYUDAR A DEFENDERLA?

Una amiga ataca mi fe ¿me podría ayudar a defenderla?
Respuesta a una consulta sobre diversos ataques a nuestra fe: idolatría, la Biblia, la Virgen, el Papa, Pedro, el purgatorio.


Por: Xavier Villalta Andrade | Fuente: Catholic.net 



Pregunta: Tengo una amiga que no es católica y ella quiere que yo le conteste muchas preguntas, algunas las se pero otras no, ella dice que la Iglesia Católica nos miente y me da sus textos bíblicos, ¿me podría ayudar a contestarle?.
1.- Dice que adorar y venera imágenes es lo mismo.
2.- Que los católicos llevamos una vida desordenada pecando y en 1Ped 1:16 dice que seamos Santo como el es Santo.
3.- Que le hemos agregado a la Biblia mas libros los libros Apócrifos, cuando dios en su palabra Apocalipsis 22:18 nos dice: "yo Testifico que todo aquel q oye la palabra de la profecía de este libro y si alguno le añadiera a estas cosas Dios traerá plagas".
4.- Que por que creemos en la Virgen, en que parte de la biblia sale adorar a la virgen (yo se que se Venera y es mi intercesora la madre de Dios) y de donde salen las 20 vírgenes mas.
5.- Dice que el Papa, nosotros decimos que es el sucesor de Pedro y que el sólo fue el apóstol, incluso que estaba casado, en la palabra dice que tenia Pedro tenia suegra.
6.- Creemos en el purgatorio, ella dice que no existe y que no tiene ningún respaldo bíblico, el tiempo para purificarnos esta aquí en la tierra y me da la cita Hebreos12:14, nadie sin santidad vera al Señor.
Ella dice que quiere que yo me Salve y deje de creer en Santos, Papas y Vírgenes.
Yo se que todo lo que ella me pregunta tiene una respuesta según mi fe católica, pero necesito darle respuestas muy bien dadas para que ella conozca mi verdad y mi Fe

Respuesta: Estimada Hermana en Cristo Jesús:

La respuesta a tu consulta va a ser muy larga, te lo voy indicando desde el inicio para que no te asustes, pero los temas que planteas son tantos que me es imposible responderlos en pocas palabras.

Comencemos:

 
Como puedes ver tu amiga protestante està aplicando esta estrategia, planteando varios temas a la vez, para confundirte, procura plantearle el atender un tema a la vez, y una vez terminado este inicia con el siguiente, así te será más fácil hacerle ver sus errores. De antemano te aviso que es muy posible que a ella esta norma no le guste, e intentará en medio de un tema plantearte cosas que nada tienen que ver con él, no dejes que lo haga, toma el control del curso de la conversación.
 


1.- Adorar y venerar.

-VENERAR: Sentir y demostrar gran amor y respeto a una persona especialmente por su virtud, dignidad, méritos o santidad, como por ejemplo podríamos decir que una persona venera la memoria de sus antepasados, es decir, es guardar respeto a la persona por sus actos, lo cual son dignos de imitar. Incluso, la definición de venerar es más amplia, ya que hay personas que veneran a cualquier persona, imagen, santo, estatua, fetiche.

ADORAR: Rendir culto, obediencia, fidelidad, a la persona o cosa que se considera divina. Sólo se adora a Dios.

Nuestros hermanos separados, por ejemplo, tienen una gran veneración por sus pastores, lo que ellos les enseñan es tomado como verdad irrefutable, ¿los están adorando?, claro que no, tan sólo los tienen en mucha estima y respetan su saber.

El tema surge siempre en referencia a las imágenes que los católicos tenemos en nuestros templos y en nuestras casas, ¿es eso un pecado?, claro que no, Dios no prohibe las imágenes per se sino a los idolos, imagen e ídolo no son sinónimos. Veamos lo que nos dice la Biblia:

Los israelitas partieron del monte Hor por el camino del Mar Rojo, para bordear el territorio de Edóm. Pero en el camino, el pueblo perdió la paciencia y comenzó a hablar contra Dios y contra Moisés: "¿Por qué nos hicieron salir de Egipto para hacernos morir en el desierto? ¡Aquí no hay pan ni agua, y ya estamos hartos de esta comida miserable!". Entonces el Señor envió contra el pueblo unas serpientes abrasadoras, que mordieron a la gente, y así murieron muchos israelitas. El pueblo acudió a Moisés y le dijo: "Hemos pecado hablando contra el Señor y contra ti. Intercede delante del Señor, para que aleje de nosotros esas serpientes". Moisés intercedió por el pueblo, y el Señor le dijo: "Fabrica una serpiente abrasadora y colócala sobre un asta. Y todo el que haya sido mordido, al mirarla, quedará curado". Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre un asta. Y cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba hacia la serpiente de bronce y quedaba curado. (Números 21, 4-9)

 
¿Será acaso que Dios se contradice?, ¿no fue Dios mismo quien dijo: "Yo soy el Señor, tu Dios, que te hice salir de Egipto, de un lugar de esclavitud. No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás ninguna escultura y ninguna imagen de lo que hay arriba, en el cielo, o abajo, en la tierra, o debajo de la tierra, en las aguas. No te postrarás ante ellas, ni les rendirás culto; porque yo soy el Señor, tu Dios, un Dios celoso, que castigo la maldad de los padres en los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, si ellos me aborrecen; y tengo misericordia a lo largo de mil generaciones, si me aman y cumplen mis mandamientos." (Èxodo 20, 2-6)?

Dios, quien es perfecto no puede cometer errores, luego, lo que nos está diciendo que la imagen, mientras sea usada adecuadamente Él no tiene nada en contra de ella, pero en cambio si la vemos como un dios, ahí si pecamos, por ello cuando a esa misma serpiente que Él ordenó hacer los judíos la estaban rindiendo adoración cual dios, ordenó su destrucción (2 Reyes 18, 4)

Los cristianos no católicos suelen ver en el simple acto de arrodillarse un acto de adoración, ¿será entonces que Josué adoró el Arca cuando se postró ante ella (Josué 7, 6)?, claro que no, el acto de adoración no está en la postura que tomes sino en la actitud del corazón, y eso tan sólo Dios conoce, ningún ser humano debe pensar que puede juzgar a otro (Santiago 4, 12)

Para complementar este tema te sugiero leer: "
La adoración a María", "Veneración de ángeles y santos muertos", "Veneración de las imágenes de la Virgen"

En la actualidad hay muchos ídolos a la que las personas pueden estar adorando: el sexo, el dinero, un personaje público... el mundo actual está lleno de ejemplos de este tipo.

 

2.- Los catolicos pecadores

¿Será entonces que los protestantes no pecan?, ¿y los robos, violaciones, infidelidades en que han sido descubiertos decenas de pastores?: No, no se trata de ver quien es más pecador, y sí, la Iglesia Católica sabe que todos somos pecadores (Romanos 3, 10), y aunque tu amiga se asuste eso es bueno, porque Jesús no vino por los justos sino por los pecadores, si me reconozco pecador se que Jesús me puede cambiar y que viene por mi (Lucas 5, 32).

¿Los no católicos no necesitan salvación?

Lee el artículo "
Jesús, el pecado y los pecadores" "No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores"

 

3.- La Biblia

Tu amiga ¿conoce la historia de la Biblia?, ¿sabrá ella que la Biblia a la tanto ama y defiende es fruto de la Iglesia Católica?, a la Biblia Católica no le sobran libros, al contrario fueron los protestantes los que decidieron sacar libros, la Biblia Católica viene leyéndose desde el año 382, la biblia protestante con 7 libros menos surgió mucho después de la "reforma", apenas en 1835,

Tu amiga lee los 4 Evangelios, las cartas de Pablo, Juan, Santiago, Pedro y Judas, Hechos de los Apóstoles y el Apocalípsis porque la Iglesia Católica decidió que esos sí eran libros de inspiración divina, mientras que otros libros fueron rechazados. Pues en ese mismo concilio se ratificó el uso del Canon de Alejandría con 46 libros. ¿Porque aceptan los 27 libros que la Iglesia Católica determinó como libros del Nuevo Testamento y rechazan parte de los libros que la misma Iglesia determinó como libros del Antiguo Testamento?

La cita del Apocalipsis dice: Yo advierto a todo el que escuche las palabras proféticas de este libro: "Si alguno añade algo sobre esto, Dios echará sobre él las plagas que se describen en este libro. Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la Vida y en la Ciudad Santa, que se describen en este libro" (Ap. 22, 18-19) ellos, los protestantes, quitaron, pero que tu amiga no se asuste, el texto del Apocalipsis se refiere tan sólo al libro del Apocalipsis, no a la Biblia, San Juan cuando escribió el libro a inicios del siglo II no sabía que en el siglo IV iba a ser parte de una copilación que se llamaría Biblia por lo que su advertencia no se refiere a toda la Biblia sino únicamente a ese libro... eso ocurre cuando se lee unos versículos fuera de contexto, se llega a un error, algo en que lastimosamente los protestantes caen muy seguido.

Unos enlaces que dan más a este tema: "
Le faltan o le sobran libros a la Biblia" "Biblias católicas y protestantes"

 

4.- La Virgen

"Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?" (Lucas 1, 41-43), y en la respuesta de la Virgen (el Magnificat) ella dice: "porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada" (Lucas 1, 48)

¿Será que los cristianos no católicos, que dicen cumplir todo lo que el Señor dice en la Biblia, son de algún otro planeta y no de una de las generaciones del nuestro?, ya que ellos no la llaman bienaventurada, tampoco la reconocen como la madre del Señor (Señor, palabra que en la Biblia se usa tan sólo para Dios) ni la consideran bendita... ¿ser cristiano y no amar a la Madre de Cristo?

Para conocer y defender la fe hay que leer y aprender, aquí unos artículos que te ayudarán: "
La Virgen María, ¿prohibe la Biblia el venerarla?", "María, ¿quien eres?" "La virginidad de María a la luz de la verdad Bíblica"

Sobre las 20 virgenes más... no se porque se enrredan con esto, Virgen María hay una sola, porque Jesús no puede ser hijo de 20 mujeres distintas (en realidad advocaciones marianas son muchas mas de 20), cada advocación es un título más con el que se conoce a la misma mujer: la Virgen María; el presidente de mi país (Ecuador), es economista, scouter (jefe de los boy scout), profesor universitario, padre de tres niños, esposo, hijo, amigo... y cada quien, dependiendo de la relación que tenga con él lo llamará de una u otra manera.

Veamos algunas advocaciones marianas: Virgen de Lourdes (llamada así por el lugar en que santa Bernarda Soubirus la vió), Virgen de Fátima (llamada así por el lugar en que la vieron los 3 pastorcitos), Virgen Guadalupe (fue el nombre onomatopéyico que los españoles entendieron del nonmbre nahuatl con el que la Virgen se identificó ante San Juan Diego Cuauhtlatoatzin), Virgen del Rosario (ella le enseñó a Santo Domingo de Guzmán a rezar el rosario), Nuestra Señora de la Divina Providencia (Dios es quien nos provee de todo, y gracias al sí de María, esa providencia nos llega a todos, abriendo la puerta de nuestra salvación)... y así podría seguir por horas, cada advocación se refiere a diferentes facetas de la misma mujer, aquella que gracias a "ser la esclava del Señor" hizo posible que tuvieramos abiertas las puertas del cielo.

Material recomendado: "
Las apariciones de la Virgen, la Virgen de Guadalupe y preguntas acerca de la Virgen"

 

5.- San Pedro

Que Pedro tenía suegra no es nada oculto, los católicos lo sabemos, muchos Papas también las tuvieron... el celibato sacerdotal (y el Papa es un sacerdote) se puso como norma en el Concilio de Elvira a iniciios del siglo IV y como norma obligatoria en el siglo XVI.

¿Por qué el celibato?, por el deseo de que los sacerdotes se identifiquen más plenamente con Cristo, ya que él fue 
célibe.

Sigo recomendándote material de lectua: "
El primado de Pedro", "El Apóstol Pedro" "Pedro y Pablo en Roma" "¿Qué significa la palabra Papa?"

 

6.- El purgatorio, la salvación, el juicio final

El que nadie que no sea santo no verá al Señor (Heb. 12, 14) es una gran verdad, sólo los santos pueden estar ante Dios, y definitivamente es aquí en la Tierra donde podemos lograr esa santidad, porque una vez muertos no podremos hacer nada para corregir aquello que hicimos en vida. En otras palabras, tu amiga no está equivocada en esto... pero sí en el camino que quire hacerte transitar para "tu salvación".

El Señor dijo "En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí" (Juan 6, 53-57)

¿Creen en esto los protestantes?, sabemos que no, a pesar de que el Señor dice "en verdad, en verdad os digo" ellos dicen que tan sólo es una metáfora, los católicos estamos seguros de que el Señor vive en nosotros proque tenemos la Eucaristía, pan que el mismo Señor nos dice "esta es mi cuerpo" (Marcos 14,22; Mt. 26. 26-29 Lc. 22. 17-20 1Cor. 11. 23-25)

 
Eso sí, los católicos confiamos que el Señor juzgará a cada uno según el corazón de cada uno, y confiamos en que incluso aquellos que sin culpa suya no aceptan a Cristo y su Iglesia tienen posibilidad de salvación.

Sobre el Purgatorio, decir que no tiene sustento bíblico es una falacia, lo siento si eso molesta a tu amiga, pero no hay otra forma de decirlo.

Lo primero que hay que mencionar, es que hay pasajes bíblicos que hablan muy claramente sobre la realidad del purgatorio. Uno de ellos, y tal vez el principal, es cuando el Apóstol San Pablo nos habla sobre el día del juicio y sobre qué pasará con aquellas personas que tuvieron fe y sirvieron a Dios, pero que su obra no fue tan buena, él lo explica así:

"Un día se verá el trabajo de cada uno. Se hará público en el día del juicio, cuando todo sea probado por el fuego. El fuego, pues, probará la obra de cada uno. Si lo que has construido resiste el fuego, será premiado. Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendrá que pagar. Se salvará pero no sin pasar por el fuego". 1Cor 3,13-15

Notemos dos aspectos fundamentales de lo que San Pablo quiere enseñar acerca de un creyente en Dios: en primer lugar afirma que si la obra resiste al ser examinada la persona se salvará, en este caso se está refiriendo a un cristiano que va directamente a salvarse, sin necesidad de pasar por una purificación. Pero, inmediatamente agrega que hay otra situación donde la obra de la persona no resistió el juicio y no dice que se va a condenar, sino que ese cristiano tendrá que pagar o ser castigado y se salvará, pero como quien pasa por el fuego. Esto es precisamente el purgatorio, una purificación que algunos necesitarán para poder disfrutar plenamente de la amistad eterna con Dios.

No es un invento de la Iglesia como lo dicen algunos, sino la clara enseñanza de la Biblia por medio del Apóstol San Pablo que usa la figura de "salir, pagar, castigar o escapar a través del fuego" para enseñar acerca de la purificación. Así está escrito en todas la Biblias del mundo, en palabras muy similares. A esta realidad que la Sagrada Escritura nos muestra le llamamos purgatorio=purificación. Que esta palabra no venga en la Biblia no nos interesa, pues tampoco viene la palabra "Trinidad" ni "Encarnación" y el protestante las acepta. Lo que importa no es la palabra, sino la realidad de lo que significa, y en ese aspecto el Purgatorio está muy claro en la Sagrada Escritura.

Al seguir estudiando la Biblia sobre este tema, encontraremos que la existencia del purgatorio es una consecuencia lógica de la Santidad de Dios, pues si Él es el tres veces santo(Is 6,3) o sea la plenitud de la santidad y perfección, entonces quienes estén junto a Él también deben de serlo (Mateo 5,48), por eso, quien es fiel a Dios, pero no se encuentra en un estado de gracia plena a la hora de morir, no puede disfrutar del cielo porque la misma Biblia dice que en la ciudad celestial: "No entrará nada manchado (impuro)" Ap 21,27 (La misma idea que expreso tu amiga con el texto de Hebreos)

Entonces, si un cristiano no puede entrar al cielo por tener alguna mancha o impureza, ni tampoco sufrir el castigo eterno, es claro que tendrá que ´pagar´ en esta vida o en la otra. Esto está escrito en la Biblia: "Al que calumnie al Hijo del Hombre se le perdonará; pero el que calumnie al Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este mundo ni en el otro" Mateo 12,32 y también cuando nos dice: Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo (Mateo 5, 26)..

Aquí Nuestro Señor Jesucristo habla de que hay pecados que no son perdonados en la otra vida; por lo tanto, hay otros que sí, ese es el sentido de la purificación o sufrimiento en el purgatorio.

Artículos recomendados: "
¿El purgatorio es bíblico o invento de la Iglesia?" "El Juicio Final"

¿Como nos purificamos aquí en la Tierra?, la respuesta nos la da, como siempre Nuestro Señor, él ordenó a sus apóstoles: "A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos" (Juan 20, 23) no existe otro camino, en ningún lado dice que clamando al cielo se nos perdonarán, es a los Apóstoles, y luego por el poder de ellos a los sacerdotes, que nosotros logramos preparar nuestra alma para poder presentarnos ante el Señor.

Para finalizar, no puedo dudar de las buenas intenciones de tu amiga, pero no la sigas por el camino que que te quiere llevar, ella es libre de ir por él, ya que Dios le dio albedrío y no se lo podemos quitar, pero a tí también te lo dio y además te a dado la bendición de estar en la Iglesia fundada por Él, ¿cúal camino será el mejor para llegar al cielo?.

Te sugiero leer los artículos del curso de Aprende a Defender tu Fe, que encontrarás aquí: 
http://www.es.catholic.net/catequistasyevangelizadores/640/3227/

Dios te bendiga.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...